Ir al contenido principal

¿Conoces mi último libro?

¿Conoces mi último libro?
Pobles Medievals de Catalunya (2024)

Última entrada publicada:

La SEAT de Martorell, el corazón automovilístico de todo un país

El Castell de la Pepa, el querido castillo medieval del siglo XX de Santa Eulàlia

Castell de la Pepa
Castell de la Pepa
En medio del continuo urbano del populoso barrio de Santa Eulàlia de L'Hospitalet (ver Santa Eulàlia, la historia del barrio más hospitalense de todos), destaca un edificio que, por peculiar, se ha convertido en uno de los más populares y queridos del barrio. Es el llamado Castillo de Santa Eulalia (ver El castillo de Santa Eulalia, la historia de amor de un barrio de L'Hospitalet) o, más propiamente dicho -dado que es su nombre oficial-, el Castell de la Pepa.

Interior del Castell de la Pepa
Interior del Castell de la Pepa
El Castell de la Pepa, ahí donde lo ve, es un edificio de viviendas normal y corriente (planta baja, dos pisos y ático) que destaca por estar construido como si fuera un castillo medieval, con sillares de piedra vista, con arcos ojivales, torres e incluso almenas. Levantado entre 1935 y 1945, el edificio esconde una curiosa historia de amor en la que su constructor, un librero de Barcelona llamado Blas Fernández Lirola, aficionado a las novelas de caballería, se enamoró perdidamente de una chica (la tal Pepa) a quien consideraba su princesa. ¿Y qué mejor regalo para una princesa que levantarle un castillo? Y ahí que se puso como si no hubiera un mañana.

Un castillo medieval del siglo XX
Un castillo medieval del siglo XX
Así las cosas, de forma casi artesanal, aprovechando elementos señoriales proveniente de edificios derribados del Eixample barcelonés, se hizo construir un verdadero castillo del siglo XX para su uso como vivienda. Cedido en 1952 al Ayuntamiento de L'Hospitalet -quien bautizó la calle donde se encuentra con el nombre de su propietario-, fue dedicado a escuela de Bellas Artes, entre los años 60 y 70 acogió la Obra Social y Cultural Sopeña (OSCUS) y, hasta hace pocos años, se utilizó como almacén del Museo de L'Hospitalet (ver Casa Espanya, la joya renacentista del corazón de L'Hospitalet). Propiedad municipal, actualmente se encuentra abandonado y necesitado de una restauración, situación que ha hecho que algún técnico lumbreras del ayuntamiento haya propuesto su derribo. Una propuesta sin sentido e impopular que, esperemos, no se haga jamás efectiva.

Un edificio muy querido del barrio
Un edificio muy querido del barrio

Comentarios

Archivo de Memento Mori

Mostrar más

Más en Memento Mori!

Te recomiendo...