Publicidad

miércoles, julio 20, 2005

Una olla a presión llamada Gaza

Si hay algo que me choca es ver al radical primer ministro israelí Ariel Sharon luchando contra los suyos para conseguir la evacuación de los territorios ocupados de la Franja de Gaza. No se me escapa que este hecho no es más que una respuesta a las presiones internacionales -sobretodo estadounidenses- para intentar arreglar el gran problema humanitario que es Gaza. Un problema gravísimo de atentado a los derechos humanos que de tan oido, nos es ya desconocido.

Imaginense un territorio como la isla de La Gomera, o más facil, como la mitad del término municipal de Madrid, -365 km2-, vallado por todos lados, menos por el mar: eso es la Franja de Gaza. En este reducido y yermo espacio costero se hacinan 1.400.000 habitantes palestinos en 8 campos de refugiados y los 7500 colonos judios que se niegan ahora a abandonar los 21 asentamientos en que se estan desde que en 1967 fue arrebatado -manu militari- a los egipcios.

Para ver la impresionante desproporción, sólo hace falta saber que los 7500 judios controlan el 20% del territorio, es decir, una densidad de población de 102 hab/km2 para los ocupantes israelies y 4794 hab/km2 para los palestinos. Ecuanimidad total, vamos.

Para complicar más la troca, los palestinos no tienen libertad de movimientos, por lo que no pueden acceder a los territorios israelies a buscar trabajo libremente. Tan solo unos 4000 tienen permiso del gobierno israelí para acceder, y no siempre lo pueden hacer por los contínuos cierres de fronteras. Ello se traduce en una población empobrecida en extremo - el 75% vive con menos de 2 dólares al dia- que se mantiene casi exclusivamente de la ayuda humanitaria de la ONU y con carencias totales en todos los sentidos.

En esta situación asfixiante no es de extrañar que los grupos extremistas islámicos encuentren el campo labrado: sin trabajo, sin recursos, sin futuro ni esperanza, la vida del pobre carece de sentido más allá de la inmolación patriótica. Sin embargo esto es un arma de doble filo ya que cada vez que se produce un atentado "liberador", más se endurecen sus condiciones de vida, entrando en una espiral de violencia sin fin y sin salida, de muy dificil -por no decir imposible- solución.

Por su parte, los colonos judios, en su mayoría extremistas judios armados hasta los dientes que consideran que aquello es tierra judia y no pueden renunciar a ella, presionan constantemente al gobierno para que no se lleve a cabo la retirada de la Franja. Según su punto de vista, si alguien sobra, son los palestinos. Todo hay que decir que los paises árabes limítrofes, tampoco quieren saber mucho de los palestinos, ya que si algo les interesa de ellos es su territorio (Jordania, la Cisjordania; Egipto, Gaza) y no tienen ningún interés en su población más allá de la utilización propagandística de su inhumana situación.

En fin, una lucha de extremos e intereses, que no hacen más que enrarecer y envenenar el panorama internacional, y que está en la base del auge del terrorismo islamista en todo el mundo en los últimos decenios. Errores del pasado ( la "espantá" de Gran Bretaña de la zona en 1947 dejándolo todo enmerdado, sobretodo) de los cuales estamos padeciendo las consecuencias. Solo si arreglamos las injusticias tendremos paz.

Espero que Sharon consiga su retirada pese a los integristas judios. La paz mundial lo agradecerá.

4 comentarios:

malaputa dijo...

En sus diarios Klemperer (desde la victoria en las urnas por los nazis hasta el fin de la segunda guerra mundial), cada vez que habla de la creación del estado de Israel se lleva las manos a la cabeza y explica cómo es incapaz de entender que viviendo lo que están viviendo los judios (ghettos, prisión, tortura, exterminio...) ninguno de ellos pueda apoyar una idea tan próxima al nazismo como aquella.
Una pena.
En esa lucha injusta estoy del lado Palestino, lo que no quiere decir que vea a mis amigos judíos y les escupa o deje de ser su amiga. Porque esa es otra baza que juega esta gente, si apoyas a Palestina, odias a los judíos, es como decir que odio a todos los vascos porque no soporto a los etarras: una sandez.

Malaputa (adelantando acontecimientos).

scape95 dijo...

No veo a Sharon consiguiendo la paz, tiene un pasado de guerra y muerte.

Ireneu dijo...

Pues imaginate cómo debe estar la cosa, cuando este tio es la esperanza de la Paz.

Anónimo dijo...

Todos tienen un pasado de guerra en Medio Oriente...
Y en mi opinion, quien mas puede valorar la paz es quien conoce de cerca los horrores de la guerra.