Publicidad

martes, diciembre 13, 2005

La indestructible levedad del ser

El ser humano, por si alguien tenía alguna duda, es la ostia en bicicleta y lo podemos comprobar día a día. Hoy hay tres noticias que tratando sobre la vida y la muerte todas ellas producen un violento choque en nuestro interior que nos hace reflexionar -a los que somos dados a reflexionar, evidentemente.

La primera de ellas es el cruel asesinato de un taxista en Bilbao, y la batalla campal que se produjo cuando los compañeros del taxista intentaron linchar al asesino -¿presunto?- y la Guardia Urbana impidió su muerte a palos. La rabia y la impotencia de una muerte tan gratuita te hace pedir la vida del asesino y -no sin razón- ponerte de parte de los taxistas “vengadores”.

Sin embargo, otra noticia te hace ponerte al otro lado del cristal. En California, Gobernator ha salido de la película y ha ejecutado a un reo -negro, que casualidad- que llevaba 24 años en el corredor de la muerte por el asesinato -siempre negado por la defensa- de 4 personas. Pudiera ser uno más, pero resulta que este hombre hizo un cambio total en su vida y de ser un macarrilla de barrio pasó a escribir libros y a trabajar por el fin de la violencia en las calles, lo que le valió ser nominado varias veces al Nóbel de la Paz. Ahí es nada. Se pidió la conmutación en cadena perpetua, pero Schwarzennegger no ha dado el más mínimo atisbo de humanidad. Él sigue en su papel; EE.UU., por su parte, continúa cazando indios.

Pero el colofón lo pone el descubrimiento de una mujer que seguía viva bajo los escombros de su casa después del terremoto que asoló Cachemira hace ¡dos meses! Nadie se explica como ha podido sobrevivir, pero se supone que ha vivido con restos de comida podrida y bebiendo agua que se infiltraba de la lluvia. Los médicos dicen que sufre una grave deshidratación y desnutrición pero que sobrevivirá. La resistencia del ser humano es, una vez más, increíble.

La vida, tan voluble en manos humanas y tan difícil de arrancar por la naturaleza, nos da continuamente mensajes para aquellos que quieran escucharlos: Si queremos avanzar, hemos de luchar por la vida y creer en ella siempre, la muerte no enseña nada. Nunca.

4 comentarios:

scape95 dijo...

Una buena selección de noticias. Las más impactantes de hoy, sin duda. Y tan contradictorias...

Oceanida dijo...

Me quedo con la noticia de la mujer que pudo vivir...que seguramente se aferro a la vida tanto que la muerte no pudo penetrar tan siquiera en la soledad de esos dos meses bajo tierra.
La alegria de vivir.

Lo de California ni lo comento...me supero lo de Cachemira.

Te mando un abrazo y una sonrisa.

Miércoles Adams dijo...

Hola: comento por partes:

La noticia nº1: me parece comprensible la reacción de los taxistas, fue en caliente, acababan de asesinar a su compañero y encima el presunto asesino se permitía el lujo de burlarse de ellos protegido por la ertzaina. Creo que es una situación que sacaría de quicio hasta a Ghandi

La noticia nº2: la pena de muerte es un "asesinato en frío" premeditado, y sin atenuantes. Es probable que ese preso vivo hubiése sido más util socialmente que muerto, pero al parecer en California no hay término medio: si matas (y eres negro/chicano/pobre) mueres.

La noticia nº3: nuestra capacidad de superviviencia es sorprendente, todavía no se que es eso que tenemos dentro, y nos anima a seguir viviendo en este mundo de mierda

Un saludo

D.D dijo...

Pero a ver,,, sabemos si ese hombre (me da igual que sea blanco, rojo o amarillo)mató de verdad o no a esas personas?
Quiero decir que deberíamos ponernos en el lugar de los familiares de las víctimas. Si realmente fue él, el Suache ha hecho bien, porque si alguien asesinase a, por poner un ejemplo, mi marido, yo me lanzaría sobre esa persona a sacarle los ojos y matarla con mis propias manos.
Claro que está la duda razonable de si fue él o no, de si las pruebas demuestran su culpabilidad o no,,,
Pero vamos, que nada es blanco o negro, depende de las circustancias.