Publicidad

martes, diciembre 07, 2010

El Diluvio del Mar Negro.

Diluvio Universal
Conocemos por la Biblia que hubo un gran diluvio que sumergió toda la tierra. Hasta ahora se había pensado que era una simple leyenda, como tantas otras, pero en los últimos años estudios científicos especulan con que el llamado Diluvio Universal fuera algo más que una antigua leyenda: podría ser una realidad científicamente demostrable.

Según estudios publicados por los geólogos William Ryan y Walter Pitman en 1998, lo que pudiera entenderse como un auténtico diluvio universal se produjo en el área del Mar Negro unos 5600 años antes de Cristo. En este momento, el Mar Negro se conectó con el Mediterráneo de una forma súbita, inundando en poco tiempo tierras y poblados antiguos que se encontraban en la zona. De esta forma, este acontecimiento catastrófico habría permanecido en la memoria colectiva en forma de Diluvio, en el caso de la Biblia, en el poema épico mesopotámico de Gilgamesh o, incluso sería la base del mito de la Atlántida. Pero... ¿qué fue lo que pasó?.

Ubicación del Mar Negro
Durante la última glaciación, un casquete glacial ocupaba buena parte de Escandinavia y afectaba centroeuropa. Ello provocaba que las aguas de fusión de este inmenso casquete -similar al que actualmente hay en Groenlandia- se dirigiesen al interior del continente euro-asiático, desembocando en un gran lago de agua dulce que ocuparía el actual Mar Negro y el Mar Caspio, que estarían conectados entre sí. El Mar Negro, por su parte, tendría como desagüe el actual estrecho del Bósforo, ya que debido a la glaciación, el Mediterráneo se encontraba muy por debajo del nivel actual y, por tanto, del nivel del Mar Negro. Sin embargo, todo cambiaría dramáticamente.

Ubicación durante la Glaciación.
Cuando finalizó el periodo glacial (unos 10.000 años a.C.), el casquete de hielo europeo retrocedió, dejando tras de sí un relieve que permitía que sus aguas de fusión, en vez de avenar la cuenca del Mar Negro, se dirigieran hacia el Mar del Norte. Esta circunstancia provocó que se cortara de raíz la llegada masiva de agua y que el lago que era el Mar Negro dejara de desaguar en el Mediterráneo, convirtiéndolo en un lago continental que debido a la baja cantidad de agua que recibía y a su continentalidad, se fue secando rápidamente. Ello dejó al descubierto grandes zonas fértiles anteriormente bajo el agua que fueron con el tiempo reforestadas y en las que evolucionaron comunidades neolíticas y las primeras civilizaciones, tales como los sumerios primigenios.

Esquema de la rotura del Bósforo
Mientras que la zona se desarrollaba, la desglaciación continuaba su proceso, abocando cada vez más agua al Atlántico y produciendo un aumento generalizado del nivel del mar, que afectó al Mediterráneo. Hacia el 5600 a.C., el Mediterráneo había subido de tal forma que invadió el espacio del Mar de Mármara y alcanzó el Bósforo, rompiendo el dique en que se había convertido para las aguas mediterráneas. 

Cuenca hidrográfica del Mar Negro
El Mar Negro, que en esos momentos se encontraría a unos 100 metros por debajo de la actualidad, empezó a recibir agua salada a través de una cascada gigante proveniente del Mar Mediterráneo, con un caudal estimado de unos 42 km/3 de agua diarios -o lo que es lo mismo, casi el doble del caudal actual del Amazonas- y que en menos de un año igualó los dos niveles inundando 155.000 km2 de superficie. En este escenario, el súbito e inexorable ascenso de las aguas provocó que las tribus indoeuropeas que se habían asentado y desarrollado en la fértil cuenca anteriormente emergidas tuvieran que huir. Éste traumático éxodo estimado de 145.000 personas, quedaría en el imaginario humano profundamente grabado, dando lugar a las leyendas del Diluvio por todos conocidos.

Los grupos fanáticos religiosos no conceden ningún valor a esta teoría ya que atacan directamente a sus dogmas de fe, pero se han encontrado pruebas geológicas que así lo confirman, e incluso se han encontrado restos de fauna de agua dulce y restos de poblados en zonas que actualmente están a más de 90 metros de profundidad en el Mar Negro.
En la actualidad las investigaciones continúan, con pruebas a favor y en contra, que matizan o confirman la teoría del Diluvio en el Mar Negro. Sea como sea, cada vez más existe la certeza de que algo muy importante ocurrió en aquel lugar y que llegó a calar en la mentalidad de unas civilizaciones primigenias trascendiendo hasta la actualidad.

El tiempo, como siempre, tiene la última palabra.

Las zonas oscuras indicarían el antiguo nivel

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy documentándome para escribir una novela y los datos que publicas me pueden ser útiles puesto que el relato arrancaría comentando el principio del éxodo que describes. Te pido permiso para copiar el articulo para tener a mano los datos que pueda necesitar. Gracias: Francisco José Montagut Asensio
(Puedes encontrarme en Facebook)

Elena Gb dijo...

buen post , está muy bien. saludos Elena Gb

Ireneu Castillo dijo...

Muchas gracias, Elena. :-)