Publicidad

jueves, octubre 03, 2013

¿Qué hacer en caso de terremoto?

El problema de los terremotos que se están dando enfrente de las costas de Alcanar, Vinaroz y Delta del Ebro es que no estamos preparados para resistir temblores por encima de 4 grados. Toda la zona metropolitana de Barcelona, a pesar de los riesgos y de tener un historial sísmico real (ver Sant Celoni 1927, un terremoto a las puertas de Barcelona y también El inquietante terremoto de Queralbs), tiene un riesgo serio de sufrir daños importantes ante cualquier terremoto un poco importante que se de en sus cercanías.

Esto es debido a que al producirse el gran desarrollo de las zonas urbanas durante el siglo XX, estas se hicieron sin tener en cuenta mínimamente las posibilidades sísmicas del territorio, construyéndose en zonas y con materiales y estructuras que si bien son estables en circunstancias normales, no soportarían un terremoto de cierta intensidad. 

Para más inri, los planes antisísmicos que se tienen que implementar en las diversas poblaciones, muchos de ellos obligatoriamente, simplemente ni se han observado, dejando a la población en momentos de crisis sísmica totalmente indefensa.

Sea cual sea el origen de estos sismos, ya sean naturales o inducidos artificialmente por el hombre, o el lugar del mundo donde se encuentre, conviene tener en cuenta una serie de precauciones que nunca estarán de más tener presentes en caso de terremoto:


1. En el momento de la sacudida

 
Si se encuentra en casa
  • Refúgiense bajo una mesa sólida o bien en un ángulo de la pared.
  • No huya durante la sacudida, mucha gente es víctima de la caída de objetos.
  • No coja el ascensor.
  • Si tiene a mano cualquier tipo de casco (construcción, motorista, ciclista...), no dude en utilizarlo.     

Si está en la calle
  • Aléjese de los edificios, si no puede refúgiense en un portal.
  • Si está en un vehículo quédense dentro, lejos de todo lo que corra peligro de caer.

 
2. Después de la sacudida

  • Escuche la radio y siga las instrucciones de las autoridades.
  • Cierre las conexiones de agua y gas. No utilice el ascensor.
  • Evacue el edificio y llévese la documentación, ropa de abrigo y sus medicamentos indispensables.
  • Diríjase a un lugar aislado y protegido de la caída de objetos (parques, plazas, descampados...). Vaya por el medio de la calle, vigilando los bordes y lo que pudiera caer.
  • Evitar las zonas costeras, ya que puede haber peligro de grandes olas (tsunami).

Tome conciencia del riesgo y extreme las medidas de autoprotección. Escuche la radio y la televisión y consulte las webs de información sísmica y siga las instrucciones del twitter de Protección Civil (en Catalunya: @emergenciescat ).

Recomendaciones contra terremotos

Webgrafía

3 comentarios:

Juanma dijo...

Cuando estudiaba para aparejador, allá en el cambio de los 60 a los 70, nos enseñaban que existía un coeficiente sísmico que había que tener en cuenta a la hora de calcular la cimentación y la estructura de los edificios. Teníamos un vademécum donde estaban catalogadas las comarcas de la península en función de su riesgo sísmico y supongo que los arquitectos y los aparejadores lo usarían. Creo recordar que la provincia con más riesgo de terremotos era Granada.

Ireneu Castillo dijo...

El problema de esto es que las estadísticas son intrínsecamente mentira. Vale que, estadísticamente, Barcelona no tenga el mismo peligro que Granada, pero ello no significa que no exista, porque se han producido en época histórica. El río Llobregat usualmente lleva poca agua, pero tiene riadas con períodos de recurrencia de entre 100 y 500 años que son muy peligrosas, pero no se tuvieron en cuenta en absoluto para construir los pueblos ribereños durante el franquismo. Cuando en 1971 el río dijo "aquí estoy", entonces fueron todo lamentos. Eso es lo que denuncio, que se actúa, sobretodo en la construcción popular, como si no existiera peligro alguno, cuando no es así.

Wilson Neira dijo...

hola a todos